¡Campeón el Ajedrezado!

Opinión, no compromete la postura de la institución. 

 

Un semestre intenso luego de la amargura de perder la categoría en el mes de diciembre. Sin embargo, y gracias al trabajo serio y dedicado de una institución que estuvo  sola, sin el apoyo de nadie, trae un nuevo reconocimiento deportivo.

Para muchos será “ganar nada”, para otros “si no hay ascenso no sirve”, y quizá sea así. Pero hoy nos levantamos con la sensación de lograr un objetivo que reafirma la “Familia Ajedrezada”. Ser campeones del primer semestre del 2017 habla de un trabajo comprometido desde las bases en diferentes regiones, habla de un trabajo que ha tenido problemas, sí, pero que ha sabido sortear momentos duros convirtiéndolos en alegría para nuestra gente, para nuestra hinchada, para Boyacá.

Hoy Boyacá grita Campeón. Ya son varias las alegrías de una institución que trabaja también para el crecimiento de una región, nuestra sede, Isabelita de Pimentel, es una realidad. Hoy contamos con dos canchas profesionales donde nuestro equipo profesional y las fuerzas básicas entrenan sin tener complicaciones. Esta sede ya alberga las oficinas administrativas y los consultorios médicos. Ya estamos a punto de tener otro módulo donde la comodidad será para los jugadores, será nuestro sitio de concentración.

Este proceso sigue, sí; muchos vuelven y dicen que esto no sirve para nada. Allá ellos, porque nosotros seguiremos trabajando en un sueño que tiene un norte que es volver a los sitios de vanguardia, esos sitios de donde incumplimientos, falsas promesas, errores, etc. nos sacaron en diciembre, pero que el 12 de junio de 2017 en Floridablanca, dio un primer paso buscando la grandeza de un equipo que, así a muchos les cueste reconocer, volvió grande y reconocido el fútbol de nuestro departamento.

Seguiremos trabajando, no hay un solo día en que no lo hagamos. Seguramente nuestros hinchas, pocos pero fieles, nos seguirán acompañando al estadio. A esos seguidores: GRACIAS por creer y apoyar. A las dos emisoras que transmiten nuestros partidos, igualmente gracias, a los que solo transmitieron las finales, también. Hoy nada de eso importa, solo importa que Boyacá Chicó va por el buen camino, el camino de hoy ser y gritar CAMPEÓN.

Vamos paso a paso “Ajedrezados”, en silencio, no importa que muchos nos den la espalda, esta es la casa de todos los boyacenses, los que están en las buenas y también los pocos que están en las malas. Esta es la casa del único que en Boyacá puede gritar CAMPEÓN.

Vuelvo y repito, para muchos esto será ganar nada o si no ascendemos no sirve tampoco para nada. Depronto tengan razón, pero la sonrisa no nos la quita ni el más malintencionado comentario porque hoy los Ajedrezados somos Campeones, sí, el único que lo puede decir en Boyacá.

Ahora a mirar el segundo semestre donde las cosas estarán más difíciles y donde tenemos que ratificar este título. En diciembre, de la mano de nuestros jugadores, cuerpo técnico y todos los que hacen parte de esta familia, el ascenso debe ser una realidad. Soñemos en grande, creamos en nuestro equipo, creamos en que es posible volver a la A, pero ante todo creamos en lo nuestro, creamos en Boyacá.

 

#VamosAjedrezados #ObjetivoAscenso #CampeónDeBoyacá

Juan Manuel Ramírez Quintero.

Periodista

@Ramirezdeporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *